domingo, 6 de junio de 2010

Persevera adecuadamente



Hace unos días, leí un artículo sobre el éxito en los tratamientos de infertilidad. Decía algo así como que la mitad de las parejas que se sometían a tratamientos de infertilidad, y no lo conseguía en algunos intentos, terminaba por abandonar el tratamiento, y rendirse. Y que la causa del abandono era por el estrés psicológico que suponía.

Una de cada seis parejas españolas tiene problemas de infertilidad. Entre cuatro y seis de cada diez parejas con problemas para tener hijos abandonan los tratamientos de reproducción asistida debido a la carga psicológica que soportan.

"El estrés psicológico provocado por la sucesión de intentos fallidos es la principal causa que lleva a las parejas con problemas de fertilidad a abandonar los tratamientos de reproducción asistida antes de conseguir el embarazo, según estimaciones de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF)."

Según el artículo que leí, "entre el 40-60% de las parejas que abandonan los tratamientos lo hacen por la presión psicológica, seguida de otros factores como un mal pronóstico, causa del 25% de los abandonos, y los embarazos espontáneos (15%). También influye el coste económico de los tratamientos, ya que el 80% se realizan en centros privados, si bien aseguran que este es un factor que no figura nunca entre los motivos principales. " (pues será en las parejas que han participado en el estudio, o porque no es políticamente correcto decirlo, pero vamos, a mi, si me influiría).

Así las cosas, según la Sociedad Española de Fertilidad, todos los centros deberían contar con un psicólogo especializado, aunque esto en la practica, hoy por hoy, es complicado que se cumpla en todos los centros.

En definitiva, que cuando nos sometemos a este tipo de tratamientos, yo diría que casi lo que se hace más cuesta arriba, no es ni los pinchazos, ni las ecografías cada dos días, ni las analíticas de estradiol, ni el proceso medico en sí, sino que lo que termina agotándote es la fustración que supone, despues de hacer todo lo que tienes que hacer, no conseguir lo que pretendías conseguir. Osea, un bebe, como la mayoría de las parejas que conoces, y a las que no les ha supuesto practicamente ningún esfuerzo.

El mismo artículo señalaba que el 62,4% deja el tratamiento después del tercer ciclo, a pesar de que estadísticamente la probabilidad de concepción mejora después de múltiples exposiciones a distintos métodos.

Osea, que aunque sea una paradoja, cuantos más fracasos se han tenido, más cerca está una del éxito. Sin embargo, se termina tirando la toalla por el cansancio psicológico que todos estos tratamientos suponen.

Después de leerlo, me doy cuenta que al final, parece que lo que cuenta aquí es no desistir, y seguir intentándolo. Si consigues vencer la fustración que supone cada intento fallido, parece que al final, con un tratamiento u otro, se consigue. Lo que no se desprende de la lectura del artículo, es que no es tan fácil superar el estrés psicológico, y que una, después de aguantar tantas decepciones, si encima esos intentos son en una clínica privada, no es que no puedas con el estrés psicológico, es que aparte de eso, no te queda más dinero para invertir en algo que no sale adelante. Ni te quedan fuerzas, ni te queda dinero. Y eso me imagino que también cuenta.

De momento, no estoy en ese punto, aun tengo fuerzas para seguir intentándolo, pero también es cierto que de momento, lo estoy haciendo por la Seguridad Social, y el tema económico ahora mismo no me afecta. Otra cosa será cuando después de la primera FIV decida si hago un intento por lo privado, mientras espero de nuevo la lista de espera para el siguiente intento por la Seguridad Social.

Pero eso ya lo decidiré en su momento, cuando me hayan hecho la primera FIV-ICSI, y si me dan un resultado negativo,será el momento de plantearme el siguiente paso. De momento, no me quiero preocupar por ello.

Al final, de la lectura del artículo, saco la conclusión que la constancia, y no rendirse son las claves para conseguirlo finalmente. En definitiva, la perseverancia. Eso que nos ponían en las notas del cole cuando eramos pequeñas. Pues eso, yo de momento, persevero adecuadamente.

9 comentarios:

  1. Anónimo6/6/10 13:08

    Siempre me he imaginado lo costosos, psicológicamente hablando, que tienen que ser todos estos tratamientos. No me extraña que la gente se rinda a seguir por esta vía.

    Pero yo creo que en algunos casos las parejas siguen intentándolo por el método natural. Almenos éste es el caso de una pareja de buenos amigos míos.

    Ellos llevan más de dos años intentándolo. Se hicieron las pruebas médicas y físicamente no hay ningún problema que explique su "infertilidad". Como el embarazo no llegaba, probaron una o dos IA y luego una FIV. Todos ellos intentos fallidos.

    Ahora lo siguen intentando pero por ellos mismos. Ella cuenta con apoyo psicológico y no se rinden, aunque hayan abandonado la fecundación asistida.

    Creo que éste también es un factor que puede explicar parte de los abandonos. Cuando no hay causa física que explique la "infertilidad", después de mucho estrés psicológico y dinero perdido, algunas parejas optan por dar otra oportunidad a la naturaleza.

    Yo creo que una no tiene que rendirse, sea por el método que sea, el embarazo llegará. Pero sí es verdad que a veces es necesario un kit-kat para poder cargar las pilas.

    Ánimos TC, con vuestro estado zen y vuestra perseverancia, tarde o temprano llegará vuestro bebé! Almenos yo estoy convencida de ello!

    S.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo TC, la presidenta de Asproin dice que el % de éxito es del 100% sólo que muchas parejas abandonan antes. Ella se hizo 12 tratamientos... ¿cómo no abandonar, aguantar 12-20 tratamientos? Creo que no hay psique, ni cuerpo, ni bolsillo que lo aguante.

    Suerte!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/6/10 21:57

    A mí, tener dos hijos me costó seis embarazos, tres de ellos ectópicos, de los cuales tuvieron que intervenirme quirúrgicamente, y un aborto espontáneo. Y tratamientos con Omifin y con progesterona para quedar embarazada.
    Ahora, 10 años después del primer embarazo (fallido), tengo igual de claro que antes que no hubiera llegado a la reproducción asistida. Yo no. Ha sido lo más duro que he hecho en mi viuda. Las pasamos canutas. Pero el resultado sí mereció la pena. De hecho, el sexto embarazo, el que me dio a mi hijo pequeño, fue una apuesta mía, porque estaba segura de que iba a salir bien.
    Ahora, con 10 años más entre pecho y espalda, dudo que tuviera la fuerza de entonces, porque es un pulso que Dios mantiene contigo. Ah, los niños que cuestan, suelen venir con premio para los padres: especialmente guapos, inteligentes, cariñosos... seguro, seguro. Un abrazo, TC, desde Villaguisante...

    ResponderEliminar
  4. TC ya te dije que seguiria tus pasos, así que como siempre dice mi madre "TODO LLEGA, Y TODO PASA"..estoy segura de que todos lo conseguiremos, lo importante en no rendirse.

    ResponderEliminar
  5. TC ya has comprobado en mi blog q hay milagros,verdad??
    Muchos besos
    Me hago seguidora

    Nos leemos

    ResponderEliminar
  6. S: Cuanto tiempo sin leerte por aqui, ya te echaba de menos. Puede que tengas razon y una parte de los abandonos sea para darle una nueva oportunidad a la naturaleza, pero creo que solo se suele dar ese paso (al menos, eso creo yo) cuando ya has probado con la Reproduccion asistida. Al principio, tiendes a pensar que si no puede ser de manera natural, sera de forma artificial y que con el primer tratamiento te quedaras por fin embarazada, asi que terminas avocada a ello, tambien influida por la prisa que tienes en conseguirlo. Luego ya, cuando te das cuenta que esto es una carrera de fondo, pues te relajas un poco mas.

    De todas formas, le deseo a tus amigos lo mejor del mundo y que cumplan su sueño. Dile a tu amiga que se pase por aqui y nos salude, quiza le venga bien saber y conocer casos parecidos al suyo. Aqui la recibiremos con los brazos abiertos.

    ResponderEliminar
  7. HOPE: La presidenta de Asproin me parece una valiente, y ademas debe tener un buen bolsillo, pero es cierto, deben tener razon en que el tanto por cien es del 100% (siempre que no te suponga la ruina economica y emocional). Esperemos que no nos toque pasar por tantos tratamientos, aunque yo, a lo tonto, entre Coitos dirigidos, IAs realizadas, e IAs canceladas, llevo 6 tratamientos que tampoco esta mal. A ver si con la ICSI ya llega la definitiva.

    ANONIMA DESDE VILLAGUISANTE: Hija, lo tuyo tambien es perseverancia eh? no se te puede negar el merito. Gracias por compartirlo conmigo. A ver si es verdad y los niños que cuestan vienen con premio añadido, y a ser posible, aparte de inteligentisimos, guapisimos y cariñosisimos, ademas vengan con una primitiva ganadora o algo asi, jeje, puestos a pedir...

    TACONES, no vayas tan rapido, que igual no tienes que seguir mis pasos. Ya sabes que te deseo lo mejor, y en tu caso YO SE que lo vas a conseguir, SEGURO!

    SPJ bienvenida! gracias por seguirme. Si, parece que los milagros existen, a ver si tengo la misma suerte en unos meses. Yo tambien te seguire leyendo. Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8/6/10 17:03

    Ya ves que no tengo mucho tiempo...pero tienes que saber que te leo más a menudo de lo que te escribo, jeje, por falta de tiempo para hacer las dos cosas claro!

    Referente a la reproducción asistida, yo no he tenido que andar este camino de momento, pero creo que tienes razón. Imagino que empiezas con todas las esperanzas puestas en el proyecto porqué la naturaleza te ha fallado. Y cuando la ciencia te falla reiteradamente, entonces hay algunos que vuelven a creer en la naturaleza.

    Ya tenía pensado decirle a mi amiga que se pasara por tu blog y otros. En cuanto la vea se lo digo.

    Y por cierto, tengo presente preguntarle a mi cuñada el tratamiento que hizo para adelgazar. Lo que pasa es que soy un poco despistadilla...pero no me olvido, jeje!

    S.

    ResponderEliminar
  9. Yo estoy a punto de tirar la toalla, tras tres abortos y una FIV fallida, además de dos intervenciones quirúrgicas y un sinfín de pruebas. Ya no puedo más ni física, ni emocional, ni económicamente. Os admiro a todas, sois unas valientes.

    ResponderEliminar